electores.es.

electores.es.

La evolución histórica del parlamentarismo en Europa

Introducción

El parlamentarismo es una forma de gobierno en la que el poder legislativo es elegido por el pueblo y se encarga de controlar al poder ejecutivo. Desde su surgimiento en Inglaterra en el siglo XVII, ha evolucionado y se ha extendido por Europa y otros continentes. En este artículo, analizaremos la evolución histórica del parlamentarismo en Europa y cómo ha influido en la política y las elecciones de los países del continente.

Orígenes del parlamentarismo

El parlamentarismo surgió en Inglaterra tras la Guerra Civil inglesa en el siglo XVII. Con la victoria de las fuerzas parlamentarias, se estableció un sistema de gobierno en el que el rey debía consultar con el Parlamento antes de tomar decisiones importantes. Además, el Parlamento tenía el poder de rechazar las propuestas del rey y de crear leyes.

Este sistema se conoció como el sistema de la Monarquía Parlamentaria y sentó las bases del parlamentarismo moderno. A partir de Inglaterra, el parlamentarismo se extendió por Europa y otros continentes.

Desarrollo del parlamentarismo en Europa

Francia

En Francia, el parlamentarismo tuvo un desarrollo tardío. Durante la Revolución Francesa, se estableció un sistema de gobierno en el que el poder legislativo estaba en manos de la Asamblea Nacional. Sin embargo, el régimen napoleónico suprimió este sistema y estableció un sistema autoritario y centralizado.

Con la Restauración, volvió a establecerse un sistema parlamentario, aunque limitado. Durante el siglo XIX, el parlamentarismo francés se caracterizó por la inestabilidad política y la alternancia en el gobierno de los partidos monárquicos y republicanos.

Con la Tercera República, se estableció un sistema parlamentario más estable y se creó una nueva Constitución que establecía una Asamblea Nacional elegida por sufragio universal.

Alemania

En Alemania, el parlamentarismo tuvo un desarrollo difícil debido a las características del país y a su historia política. Después de la Primera Guerra Mundial, se estableció un sistema parlamentario conocido como la República de Weimar.

Este sistema sufrió la oposición del ala más radical de la derecha y del ala más radical de la izquierda. En 1933, el régimen nazi suprimió el parlamentarismo y estableció un régimen dictatorial que duró hasta la Segunda Guerra Mundial.

Después de la guerra, se estableció una república federal en la que el poder legislativo estaba en manos del Bundestag. El sistema parlamentario alemán se ha consolidado como un modelo de estabilidad política y ha servido como referencia para otros países europeos.

Reino Unido

El Reino Unido es considerado el cuna del parlamentarismo moderno. Durante siglos, el Parlamento británico ha sido el modelo a seguir por otros países que quisieran establecer un sistema parlamentario.

El Parlamento británico es bicameral, está formado por la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes. La Cámara de los Comunes es elegida por sufragio universal y es la que tiene el poder real en el sistema parlamentario.

El parlamentarismo británico ha sido fuente de inspiración para otros países, pero su modelo no se ha reproducido en otros países. Cada país ha establecido su propio modelo de parlamentarismo adaptado a sus características y a su historia política.

Impacto del parlamentarismo en la política y las elecciones

El parlamentarismo ha tenido un gran impacto en la política y las elecciones de los países europeos. El poder legislativo tiene el poder de controlar al poder ejecutivo y de crear leyes que afectan a la vida de los ciudadanos. Además, los partidos políticos que salen elegidos tienen que formar gobierno y establecer políticas que respondan a las demandas de la sociedad.

El parlamentarismo también ha contribuido a la estabilidad política y a la consolidación de la democracia en Europa. En la mayoría de los países europeos, el parlamentarismo ha logrado establecer un sistema de gobierno estable y duradero en el tiempo.

Conclusiones

El parlamentarismo es una forma de gobierno que surgió en Inglaterra en el siglo XVII y que se ha extendido por toda Europa. Cada país ha establecido su propio modelo de parlamentarismo adaptado a sus características y a su historia política. El parlamentarismo ha tenido un gran impacto en la política y las elecciones de los países europeos, contribuyendo a la estabilidad política y a la consolidación de la democracia.