electores.es.

electores.es.

¿Cómo se eligen los diputados y senadores?

¿Cómo se eligen los diputados y senadores?

En todas las democracias del mundo, el proceso de elecciones es fundamental para la representación y el funcionamiento del gobierno. En el caso de los sistemas parlamentarios, como el de España, los ciudadanos eligen a los diputados y senadores que formarán parte del Congreso y del Senado, respectivamente. ¿Cómo se realiza este proceso de elección? En este artículo lo explicamos con todo detalle.

Sistema electoral español

El sistema electoral español es el de representación proporcional mediante listas cerradas y bloqueadas. Esto quiere decir que los partidos políticos presentan una lista de candidatos en la que el orden de los mismos no puede ser modificado por los electores. El número de diputados o senadores que corresponden a cada partido se distribuye mediante un complejo sistema matemático, en el que se tienen en cuenta tanto los votos obtenidos por cada formación política como el número de escaños que se reparten en cada circunscripción electoral.

Las circunscripciones electorales son las provincias en el caso de las elecciones generales, y las comunidades autónomas en el caso de las elecciones al Senado. Cada circunscripción tiene asignado un número determinado de diputados o de senadores, en función de su población. Por ejemplo, la provincia de Madrid elige 36 diputados para el Congreso, mientras que las islas Canarias eligen 15.

El Congreso de los Diputados

El Congreso de los Diputados es la cámara baja del Parlamento español. Está compuesto por un mínimo de 300 diputados y un máximo de 400. El número de diputados se fija de forma proporcional a la población de cada circunscripción, siendo la provincia de Teruel la única que tiene asignado un único diputado debido a su baja densidad de población.

La duración de la legislatura es de cuatro años, salvo que se produzca una disolución anticipada en virtud del artículo 99 de la Constitución. El presidente del Congreso es elegido por los propios diputados en sesión constitutiva, al inicio de cada legislatura. Su función es dirigir las sesiones y hacer cumplir el reglamento de la Cámara.

¿Quiénes pueden ser candidatos?

Para ser diputado se requiere ser mayor de edad, tener la nacionalidad española, disfrutar de los derechos civiles y políticos, y estar en pleno uso de la capacidad jurídica. Además, se exige no estar inhabilitado por sentencia judicial firme para el ejercicio de cargo público o cargo electivo.

También se requiere estar incluido en la lista electoral de un partido político. Cada partido presenta una lista en cada circunscripción, que debe ser aprobada por el Tribunal de Cuentas y publicada en el Boletín Oficial del Estado. Los candidatos son elegidos por el partido mediante un complejo proceso de negociación interna, que tiene en cuenta la representatividad territorial y la presencia de colectivos sociales y de género.

El Senado

El Senado es la cámara alta del Parlamento español. Está compuesto por un mínimo de 208 senadores y un máximo de 266. El número de senadores se fija también en función de la población de cada comunidad autónoma, siendo la Ciudad Autónoma de Ceuta y la Ciudad Autónoma de Melilla las únicas circunscripciones electorales de ámbito inferior a la comunidad autónoma.

La duración de la legislatura es la misma que en el Congreso, y el presidente del Senado es elegido en sesión constitutiva de la Cámara. Su función es similar a la del presidente del Congreso, pero con algunas particularidades propias de la cámara alta.

¿Quiénes pueden ser candidatos?

Los requisitos para ser senador son similares a los de diputado, pero con algunas diferencias. Así, se requiere tener cumplidos los 35 años, mientras que para ser diputado basta con ser mayor de edad. También se exige haber sido elegido por una circunscripción electoral de la comunidad autónoma correspondiente, mientras que para ser diputado basta con estar incluido en la lista electoral del partido en cualquier circunscripción.

El proceso de elección

El proceso de elecciones generales se inicia con la convocatoria por el Gobierno, mediante un decreto que establece la fecha de celebración de los comicios. A partir de ese momento, los partidos políticos inician la campaña electoral, que se desarrolla durante dos semanas en las que pueden pedir el voto a los ciudadanos.

La jornada electoral es el domingo que señala el calendario, en el que los colegios electorales permanecen abiertos desde las 9.00 de la mañana hasta las 20.00 horas. Los ciudadanos deben acudir a su colegio electoral, que está asignado según su domicilio, y presentar su DNI, NIE o pasaporte para poder votar.

El elector recibe en la mesa electoral una papeleta de cada partido que se presenta en su circunscripción, y debe depositar en la urna la que representa su voto. También puede dejar en blanco la papeleta o introducir un sobre vacío para mantener su voto en secreto.

Una vez cerrados los colegios electorales, se procede al recuento de votos y a la elaboración de las actas electorales. Los resultados se transfieren a los centros de recogida y a los medios de comunicación, que van informando de los mismos conforme se van conociendo. A partir de ahí, comienza el proceso de asignación de escaños, que tiene lugar en cada circunscripción electoral y que puede durar varias horas o incluso días.

Conclusiones

Como hemos visto, el proceso de elección de diputados y senadores en España es un proceso complejo que combina la representación de los intereses de cada partido político con la proporcionalidad en la distribución de los escaños. A pesar de las críticas que suele recibir este sistema por parte de algunos sectores políticos, lo cierto es que ha demostrado ser eficaz y equilibrado en la representación de la pluralidad política y social que caracteriza a la sociedad española. En definitiva, el sistema electoral español es una herramienta fundamental para garantizar la democracia y la estabilidad política en nuestro país.